Vía Verde del Aceite

La Vía Verde del Aceite discurre sobre el trazado del “Tren del Aceite” que hasta 1985 unía Jaén y Puente Genil, señalizado y muy fácil de recorrer. Cuenta con 12 estaciones (muchas ya rehabilitadas, ofrecen servicios turísticos), 13 espléndidos viaductos metálicos ferroviarios de la escuela Eifel, 3 túneles, 6 pasarelas sobre carreteras, 45 áreas de descanso, 13 zonas de aparcamiento y 5 fuentes.

En la ciudad de Jaén se inicia la Vía Verde del Aceite en el polideportivo Las Fuentezuelas, cerca de la actual línea de ferrocarril. La vía verde nos aleja de la ciudad usando caminos rurales en algún tramo donde el antiguo ferrocarril fue ocupado por la autovía de circunvalación A-316. En el km 6,3 encontramos una fuente en el cruce con la Ruta de los Torreones, que es un circuito de 32 km complementario a la vía verde, para ciclistas y caminantes.

Seguimos nuestro camino en suave ascenso entre campos de olivos y cortijos y tras pasar sobre la autovía por una pasarela metálica, llegamos a la estación de Torredelcampo (Km 11), dotada con una fuente. Al poco, atravesamos el primer túnel y diversos antiguos viaductos y pasarelas sobre la autovía que nos conducen hasta la estación de Torredonjimeno (km 15).

Enlazamos hacia el imponente Peñón de la localidad de Martos, donde podemos visitar la Ruta de los Olivos Centenarios y dejando atrás su estación (km 23), iniciamos un suave descenso hasta el río Guadajoz. Pasaremos por el viaducto del Salado (km 34), la estación de Vado Jaén (km 37), muy alejada de poblaciones, en rehabilitación, y el espectacular viaducto del Víboras (km 42) de 224 metros, que da sombra a un puente medieval. Junto a la estación de Alcaudete (km 48) podemos avituallarnos antes de pasar un peligroso cruce de carretera, donde se construirá en breve una pasarela, y seguimos hacia la Laguna Honda.

El viaducto del Guadajoz (km 55) nos sitúa en la provincia de Córdoba; merece la pena disfrutar de su magnífica celosía metálica antes de empezar el suave ascenso hacia la Laguna del Salobral o del Conde, otra Reserva Natural rica en avifauna.

Tras la parada obligada en la estación de Luque (km 65) para aprovisionarse y disfrutar de su patrimonio ferroviario rehabilitado, tenemos la opción de acercarnos por un ramal de 8 km de la vía verde a Baena.

De vuelta al itinerario principal de la vía verde, proseguimos nuestro ascenso por el abrupto paisaje del Parque Natural y Geoparque Sierras Subbéticas, que bien merece dedicarle un tiempo para recorrer sus senderos y pueblos.

Seguimos en la vía verde, guiados por el perfil del castillo árabe de Zuheros, localidad declarada bien de interés cultural, desde la cual se accede a la Cueva de los Murciélagos y al Sendero del Bailón. Pasado su magnífico viaducto en curva, enlazamos hacia la estación de Doña Mencía (km 74,5), donde encontramos un Centro Cicloturista, restauración y aparcamiento de autocaravanas.

Sucesivos terraplenes, viaductos y un último túnel nos guían hasta la estación de Cabra (km 87), convertida en restaurante, con una espléndida locomotora rehabilitada. Un paisaje de olivar y viñedo nos acompañará hasta el Centro de Turismo y Ocio de la antigua estación de Lucena (Km 99). Abandonamos la mayor localidad del tramo cordobés por un entorno industrial, salvando la Autovía del Olivar A-318 por una pasarela. Proseguimos en suave descenso por Las Navas del Selpillar, donde nos aguarda la estación de Moriles-Horcajo (Km 108), hoy convertida en Centro Enogastronómico de la Ruta del Vino Montilla-Moriles.

Ya en el km 112, junto a un área recreativa, la vía verde se adentra en la Campiña Sur de Córdoba entre cultivos agrícolas, con la silueta al fondo de la Sierra del Castillo. Cruzaremos una última vez sobre la A-318 mediante una vistosa pasarela roja, antes de llegar al poblado ferroviario de Camporreal, donde su estación (hoy sin uso) pone fin a nuestra vía verde. Continuando otros 6 km por una carretera local podremos alcanzar la localidad de Puente Genil, que cuenta con servicio ferroviario.

 

RECOMENDACIONES DE USO

 

La vía está destinada a su uso por ciclistas, caminantes y personas con movilidad reducida; el paso de caballistas estará sujeto a permisos y prerrogativas especiales de obligado cumplimiento.

Los ciclistas deben moderar su velocidad a 20 km/h y respetar la preferencia de paso de caminantes y personas con movilidad reducida.

La utilización de las zonas dedicadas a deportes activos supondrá la aceptación de la normativa aprobada al efecto dentro del Plan de Uso y Gestión de la Vía Verde. Cualquier iniciativa para la realización de concentraciones colectivas en la Vía Verde deberá solicitarse su permiso a la Diputación de Jaén o al Consorcio de la Vía Verde con una antelación mínima de una semana, salvo casos excepcionales.

Queda prohibido bajo sanción el paso por la misma de ciclomotores u otros vehículos a motor.

Los vehículos de los propietarios de tierras colindantes a la vía sólo podrán cruzarla

en los pasos previstos al efecto. El uso de la Vía Verde del aceite está sometido a una ordenanza reguladora de obligado cumplimiento, al objeto de realizar un uso

 

INTRODUCCIÓN DE LA RUTA

 

La Vía Verde del Aceite puede ser recorrida por caminantes y ciclistas, siendo especialmente idónea para niños, senior y personas con movilidad reducida por la suavidad de su trazado de origen ferroviario. Está prohibido el tránsito de vehículos a motor. El visitante disfrutará de los servicios y equipamientos turísticos de los pueblos atravesados por la vía verde, de sus fuentes y sus áreas recreativas. Conviene usar ropa y calzado cómodo, adaptado a la climatología del momento, así como protección solar. Antes de hacer grandes recorridos es importante aprovisionarse de agua y comida.

Se recomienda informarse más ampliamente sobre la Vía Verde y su entorno antes de organizar la visita, ya sea un pequeño recorrido, o bien un viaje de varios días por sus 128 km.

La vía verde nos permite disfrutar de un turismo activo y sostenible, visitando sin prisas los atractivos recursos paisajísticos, monumentales y culturales que la rodean. Gestiona y promociona este itinerario ecoturístico la Asociación Vía Verde del Aceite, constituida por los 14 municipios atravesados, las Diputaciones provinciales de Córdoba y de Jaén, y la Asociación de Empresarios de la Vía Verde del Aceite.